CRÓNICAS DE NDORÊ
Hace mucho tiempo un grupo de personas necesitó un nuevo espacio para plasmar su creatividad y así nació este foro.

Nos gusta escribir y dar rienda suelta a la imaginación, esperamos que pronto se nos unan más personas que compartan este interés.

Si llegaste aquí, preséntate, ¡queremos conocerte!

Si ya estás registrado, ¡saludos, ndoriano!

¡Larga vida a la fantasía!


Escribir, aprender y compartir
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Mensaje secreto
QR Code
Temas similares
Últimos temas
» Concurso literario: El Patrón
Vie Mar 14, 2014 12:00 am por Yo digo que las Estrellas

» Consejos de John Steinbeck
Lun Mar 03, 2014 6:01 pm por Yo digo que las Estrellas

» El Hobbit (The Movie)
Dom Ene 05, 2014 8:50 am por Iriel

» Librote
Jue Nov 28, 2013 11:46 pm por Yo digo que las Estrellas

» Ante la ley. Franz Kafka.
Mar Nov 26, 2013 8:41 pm por Yo digo que las Estrellas

» Épica fantástica argentina
Sáb Nov 09, 2013 12:08 am por Yo digo que las Estrellas

» 135º aniversario del nacimiento de Lord Dunsany
Jue Jul 25, 2013 10:09 pm por Yo digo que las Estrellas

» El silencio de las sirenas - Franz Kafka
Vie Jul 05, 2013 12:12 am por Victoria Brown

» Audio relato
Jue Jul 04, 2013 1:28 am por Teore

» La cogida y la muerte - Federico García Lorca
Jue Jul 04, 2013 1:14 am por Teore

Chat de Ndorê
¿Quieres hablar en tiempo real con los Ndorianos?
Visita nuestro canal de IRC, es tan fácil como hacer dos clicks ;)
Canal de Ndorê
El tumblr de Ndorê
Hola Invitado, te invitamos a visitar El tumblr de Ndorê
El periódico de Ndorê
Hola Invitado,sigue las noticias de interés en Crónicas de Ndorê: el periódico
Diccionarios y traductores
»Diccionario español-élfico »Enorme cantidad de diccionarios online y para descargar
Visitas
El periódico de Ndorê
Hola Invitado,sigue las noticias de interés en Crónicas de Ndorê: el periódico
Otros mundos, los mismos sueños
Literatura Nova BookCrossing Sopa de Libros OpenLibra GoodReads Megustaescribir

Comparte | 
 

 Un minuto en silencio

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Yo digo que las Estrellas
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 865
Edad : 318
Fecha de inscripción : 26/04/2012

MensajeTema: Re: Un minuto en silencio   Miér Feb 20, 2013 10:55 pm

Luego de mandarlo a Teore y de que ella le hiciera unos anti hechizos, voy a probar si finalmente se puede publicar el texto sin que se coma pedazos.

Solo quería decir que me parece un ejercicio mortalmente difícil. 1800 palabras pueden parecer pocas pero de verdad me pareció (hasta ahora) imposible agregar 1800 palabras de cosas que puede hacer una sola persona estando en silencio.

Por demás está decir que el relato no está perfectamente estructurado, y huelga decir que es mi caso xD

Lo he terminado en el punto en el que le hice porque es cuando el personaje rompe el silencio para decir algo que está pensando, en voz alta, y en ese momento deja de ser este ejercicio que va en silencio.

Incluí muchas cosas que en algún punto no sabía si debían ir, por ejemplo, los pensamientos, pero al final decidí responderme a este asunto con la pregunta "si pienso ¿estoy haciendo algo?", pues sí, claramente sí, entonces he dejado los pensamientos... un poco más chungo lo tuve para responderme "Si siento ¿estoy haciendo algo?" pues no estoy absolutamente segura, y a esto le he llamado elementos subjetivos que no quería involucrar en el texto pero al final los he dejado por ser mi primer intento en forma.

Espero mejorar en la medida en que lo practique, y por supuesto, aprender de sus ejercicios y comentarios.


Gracias Teorecilla!!!!

Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven


Victoria está sentada en su silla negra, la más cómoda de las que conoce, aunque se mueve inquieta. En casa reina el silencio; tiene el televisor encendido: el programa es “El Universo” que pasan por History Channel, pero lo tiene sin volumen y no mira jamás a la pantalla. A penas a unos centímetros tiene el enorme monitor de su PC, con una sola ventana abierta: el navegador Google Chrome que tiene una sola pestaña abierta: el perfil de facebook de Cirilo, Cirilo su gran amor.

Victoria ve las últimas publicaciones, hace días que no se atrevía a ver su perfil, se siente nerviosa, tiene un nudo en el estómago. Ninguna de las publicaciones de Cirilo habla de ella, cosa que no la sorprende, porque él jamás la mencionó de forma pública; sin embargo, algunas publicaciones le pintan una horrible mueca en los labios, una sonrisa frustrada; tiene prohibidas las sonrisas. Algunas otras cosas que ha publicado Cirilo ni siquiera las entiende. Aparece de pronto alguna que súbitamente le causa preocupación y entonces quitando la mano derecha de encima de mouse, coge el móvil con la mano izquierda, desde la mesa accesoria que tiene precisamente de ese lado.

El aparato se siente frio, pero a pesar de eso, la avalancha de recuerdos que le vienen a la mente le calientan el corazón. Recuerda el día que recibió el móvil, uno de los dos regalos que Cirilo le hizo: Era su cumpleaños, habían ido a comer y luego hicieron el amor, aún estaban en la cama, desnudos, cuando él dio un salto y acercó la caja, se puso de rodillas frente a ella y se lo entregó junto con algunas palabras no precisamente amorosas, Victoria las recuerda pero no quiere evocarlas. Luego, mientras ella abría el regalo él acariciaba su rodilla derecha. Victoria trae ese recuerdo al presente, lo estrecha entre sus brazos mentales, lo acaricia, vuelve a usarlo, una y otra vez, se enreda en él, lo besa, lo hace suyo... tiene los ojos cerrados y se imagina aquella habitación toda en color chocolate, recuerda perfectamente cada detalle, como si tuviera una fotografía mental del momento. Recuerda cada palabra, cada caricia, cada respiración. Todo le viene a la mente en un segundo y le duele. Victoria deja escapar una lágrima sin darse cuenta.

Desbloquea el teclado del móvil presionando las dos teclas para tales efectos, abre el menú y se conecta a la WiFi de casa, regresa al menú y desde los Extras de su gastado Nokia C3 color lila abre WhatsApp. La lista de chats está vacía, hace días borró todas las conversaciones que tenía, que además no eran muchas. Tuvo que abrir los Favoritos, pulsó la tecla “C” y apareció el nombre de Cirilo, su eterno avatar mostraba su hermoso rostro (aunque no lo era tanto, pero ella se aferraba a esa idea) dentro de un hueco en un muñeco de cartón de los que se encuentran en las ferias. «Demasiado pequeño para apreciarlo bien» -Pensaba Victoria, quién al contrario a él, cada rato cambiaba de imagen: primeros planos de su propia cara, fotos de su perra, el escudo de los Ravens de Baltimore; una y otra y más imágenes, cada rato. «No entiendo –pensó- como es que me encanta cambiar tanto y no me puedo resignar a cambiar de hombre».

Escribió en el chat de WhastApp “Cirilo…” y se detuvo antes de darle Enviar. Miles de ideas rondaban su mente: «Si los planetas se alinean te responderá algo, pero seguro que pasa de ti», «y si responde ¿qué dirá?», «”Victoria…” eso dirá ¿y luego qué?, ¿qué vas a decirle Victoria?». Se arrepintió.

Borró lo escrito y se quedó con la vista fija en la pantalla del teléfono, sosteniéndolo con ambas manos, lo miró hasta que el ahorro de energía apagó la pantalla. Levantó la mirada al PC, facebook, perfil de Cirilo. Dejó el móvil sobre su pierna izquierda. Le sudaban las manos a pesar del frío. Cogió el mouse con la mano derecha mientras con la izquierda jugueteaba nerviosamente con su largo cabello negro. Hizo clic en “Fotos”. Se le formó un nudo en la garganta. Ahí estaba su Cirilo, su único amor: Cirilo con una playera nueva, sonriendo; Cirilo montado en una motocicleta, casco incluido y una voluptuosa modelo abrazada a un lado, con la mano libre, el puño cerrado y el pulgar levantado en signo de aprobación «Celos»; Cirilo en el coche blanco, con unos bonitos lentes de sol Ray Ban de gota, color miel. Miel como aquellos ojos a través de los cuales se vio ella misma alguna vez.

De nuevo no se da cuenta y un tremendo lagrimón que recorre a la velocidad de la luz su mejilla derecha y cae en su mesa, a escasos milímetros del negro y compacto teclado. Le cruzan los pensamientos a una velocidad vertiginosa; no lo reflexiona, pero su cerebro es un hormiguero de preguntas, de recuerdos, de dolores. Un minuto más tarde llora copiosamente. Llora llena de amargura. Le duele el corazón, dicho literalmente, cada latido le causa opresión y le duele. Se le dificulta respirar, jala aire por la boca. Parece una niña pequeñita haciendo una rabieta, pero su dolor es tan auténtico, que enmudecería a cualquiera que pudiera sentirlo como ella. Se paraliza, se le entumen los brazos, tiene hormigueo en las piernas. No sabe qué debe hacer, aunque sabe muy bien lo que quiere hacer.

Se limpia los mocos con el brazo, las lágrimas inundan su cara, y su mesa… caen como una tormenta sobre el teclado. «¿En dónde me caben tantas lágrimas?» -Victoria no lo sabe. Como tampoco sabe nada de Cirilo desde hace semanas. No puede dejar de llorar.

Cierra facebook. Mira la pantalla negra durante unos segundos, está pensando en tantas cosas a la vez que no consigue distinguir y entender ninguno de sus pensamientos. Vuelve a coger el móvil. Ahora no se siente frío, es suave y cálido. Enciende la pantalla y descubre que aún tiene el chat con Cirilo abierto, así que cierra WhatsApp, bloquea el teclado. Presiona la tecla para finalizar las llamadas, la roja, y se muestra la hora en la pantalla. Son las 5 de la tarde con unos minutos, es domingo. Lleva varias horas sumida en su tristeza, desde ayer cuando salió de trabajar. No puede seguir así, en su fuero interno lo sabe. Deja el móvil en la mesa del PC, a la derecha del monitor. Se seca las lágrimas con las manos. Se esfuerza por respirar por la nariz: le duele.

Vuelve a coger el móvil, desbloquea el teclado, abre WhatsApp, busca de nuevo a Cirilo en sus contactos. Escribe “Cirilo…” y mecánicamente le da en enviar. En ese mismo segundo empieza a temblar, se arrepiente. No debió hacerlo, la matará la indiferencia de Cirilo, será un golpe fatal, está segura de que él no responderá nada porque no la quiere, no la necesita, no la extraña. Justo lo contrario a lo que Victoria siente por él. Cierra la aplicación, bloquea el teclado, lo pone en la mesa de la izquierda. Lo mira, lo mira fijamente.

Un minuto después la pantalla se ilumina, el móvil vibra, Victoria ya lo miraba pero vuelve a hacerlo como para afianzar… Es Cirilo “Hola!!!” aparece en la pantalla, como respuesta. Victoria está al borde de un colapso nervioso, su corazón no puede más. Deja escapar un largo suspiro y se le escapa en voz alta lo que se muere por decirle: -¡Cirilo, mi amor!




-------------------------------
Escribir, aprender y compartir
¡Larga vida a la Fantasía!












[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://locuraatemporal.wordpress.com/
Teore
Dioses
Dioses
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1124
Edad : 38
Localización : Estaré aquí mismo
Fecha de inscripción : 04/03/2007

Personaje
Lugar: El mundo real
Raza: Gris errante
Nombre: Jude

MensajeTema: Re: Un minuto en silencio   Vie Feb 22, 2013 8:45 pm

A mí me ha encantado. Y fíjate, un detalle pequeñísimo pero que ha hecho real la escena es el tacto frío del móvil. Ese matiz ha roto las barreras de la volatilidad y lo ha hecho carnal.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"Por donde pasaba la punta del báculo, dejaba una línea de luminoso octarino,
el octavo color del espectro,
el color de la magia,
el pigmento de la imaginación.
"
Volver arriba Ir abajo
http://ladykippel.deviantart.com/
Yo digo que las Estrellas
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 865
Edad : 318
Fecha de inscripción : 26/04/2012

MensajeTema: Re: Un minuto en silencio   Sáb Feb 23, 2013 6:35 am

Gracias guapa!

Es cierto, todo parece supraterrenal, pero cuando coge el móvil y lo siente frío es como un resorte que rebota hacia lo terrenal, a lo real... aunque nolo hice con esa intención, lo confieso, solo es un "daño colateral" xD




-------------------------------
Escribir, aprender y compartir
¡Larga vida a la Fantasía!












[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://locuraatemporal.wordpress.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un minuto en silencio   

Volver arriba Ir abajo
 
Un minuto en silencio
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» maestro que detecta tesoros en un minuto.
» " hoy vivre"...
» por qué se me apaga y muere el proyector ¿?
» Huey UH-1Y
» EL DEL MINUTO 9 ES MI SOBRINO BELLEZÓN Y ESA ES MI CIUDAD CALATAYUD

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
CRÓNICAS DE NDORÊ :: APRENDER :: EJERCICIOS :: La mesa de escritura-
Cambiar a: